Aprendiendo a lidiar con el estrés

Delicias Caribeñas

En el camino de emprender, lo más importante es mantenerse, al principio es difícil, y mas cuando tienes gastos operativos que cubrir, es decir, no es lo mismo operar desde casa, cuando una persona es la que hace todo, usualmente el dueño del emprendimiento que, rentar en un lugar, pagarle a alguien, pagar luz, etc.; estos compromisos te obligan si o si a generar ingresos y a tener un nivel de presión y responsabilidad por esas personas que tienes colaborando contigo, uno no es mejor ni peor que el otro, pero si puedo decir en mi experiencia que el nivel de presión es mayor.

Hablando de presión voy a hablarles del estrés: en mis casi 15 años de experiencia laboral en diversas áreas, jamás, y hago énfasis nuevamente, JAMÁS había experimentado lo que es estrés, no sabia con que se comía eso, veía a la gente como se le caía el pelo por un trabajo y no podía entenderlo, solo me quedaba aconsejar a mis amigos, mamá, hermana que, no valía la pena, ya que no nos hace nada bien. Al final, es por otro que trabajas y estuve en empresas que veía ir y venir a personas, mi lógica era: no vale la pena estresarse, al final nos apegamos tanto a un trabajo y quizás a las ganas de sobresalir que, nos termina haciendo mas mal que bien. Entendiendo esto podrás darte cuenta que soy una persona bien ‘chill’ y preocupada por mi salud integral, pocas cosas me roban la calma, ¡OJO! cuando pasa ¡huye!, pero no es un trabajo que lo hará, esto no quiere decir que no lo haga bien, siempre doy lo mejor de mí, pero si hay algo que no se puede solucionar, como ¿para qué preocuparse?, hay que hacer lo que podemos hasta el final y sino, dejárselo al que esta capacitado para resolverlo.

Siguiendo con esta misma línea, desde que decidimos empezar con Pa’ La Porra, puedo decir que las últimas semanas conocí a este personaje: EL ESTRÉS, ¡Es horrible!. El tener que lidiar con esto es lo peor, pero saber que lo hago por un emprendimiento y por llegar a cumplir mis metas me hace sentir bien. Es medio contradictorio, pero estoy feliz, me siento viva, me siento ocupada, me siento con ganas de resolver todo, es súper gratificante y excitante y ¡ME ENCANTA! Deben estar pensando, esta tipa está bien loca, pero no, es difícil de explicar, pero estoy aprendiendo y eso me emociona, el nivel de crecimiento como emprendedora que estoy teniendo, las experiencias buenas y malas, me hacen saber que la próxima definitivamente puedo prever varias cosas y me he dado cuenta que ya no soy la misma que cuando empece todo esto; a lo loco, como digo yo.

No voy a entrar en detalles sobre lo que me causa estrés, quizás luego, pero la manera en la que lo estoy llevando, también me sorprende. Estoy muy consciente que con mi trabajo normal, ¡sí!, el que tengo de 8am a 5pm, no sé si lo había mencionado y claro que se puede emprender y trabajar, y luego en el ‘food truck’ de 5pm a 11pm, obvio están elevándose mis niveles de estrés, por ende, cada vez que tengo un momento donde hay una cúspide del mismo, actuó por desasosiego, de manera contraria, por ejemplo: ayer en el camino en carro, a la plaza, no me dan paso y me adentre a la fila, obligando a los conductores a ser cordiales, de repente, este tipo se me para al lado y me baja el vidrio, no me dijo nada y yo le tire un beso y le sonreí, el tipo se quedo completamente fuera de base, simplemente aceleró y se fue. Y así voy, repartiendo besos y sonrisas por la calle, consciente de que si me perturbo, será peor, no esta mal ¿no? ¿Estoy loca? ¿o normal?

En conclusión, hay que aprender a lidiar con el estrés y canalizarlo, y segundo esto es una carrera, no de rapidez, sino de consistencia y aprendizaje.

Saluuudosss

The Tropical CM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *